MASAJE ABHYANGA

El masaje Abhyanga no solo actúa a nivel físico, purificando el organismo y ayudando a los sistemas inmunológicos, respiratorios, nervioso, endócrino, circulatorio, muscular, óseo, digestivo y linfático, sino que también ayuda mentalmente a incrementar autoconfianza, paciencia, dominio de sí mismo, sensatez y vigor.
La REGULARIDAD es la clave para obtener el máximo beneficio del masaje.

Podemos decir que tiene como beneficios generales:

*retrasar el envejecimiento
*eliminar la fatiga

*regula el sueño
*tonifica y relaja musculos

*reduce excesos, desintoxica
*fortalece la piel mejorando color y textura
*incrementa flujo de oxigeno a los tejidos

*activa la concentración
*equilibra dolencias provocadas por desequilibrio emocional

El uso de aceites y esencias naturales, resultan de imprescindible importancia para llevar al organismo a su equilibrio natural. Es asi que se olea al paciente desde los pies hasta la cabeza, y conjuntamente con las maniobras penetra por cada poro llegando a cada celula. Al usar el aceite estamos lubricando, hidratando, protegiendo y ayudando a desintoxicar y rejuvenecer la piel, eliminamos toxinas y estimulamos el sistema linfático. Este masaje (como todos los masajes) relaja y ayuda a combatir el estres de nuestras vidas. Nos ayuda por lo tanto a crear balance que es fundamental para belleza interior y exterior.

9/3/2012

Ritucharya de otoño-invierno

EL Ayurveda aconseja que todos sigamos una rutina estacional (Ritucharya). Esta rutina es conocida por toda la naturaleza: en otoño, los árboles pierden sus hojas, y muchas especies animales se repliegan sobre si mismas.

Pleno otoño e invierno es la estación en que el dosha Vata (frío y seco) tiende a incrementarse.

Para mantener el equilibrio (especialmente para las personas en las que predomina el dosha Vata) el Ayurveda recomienda:
  • Orden. La clave para equilibrar al Vata es el orden y la regularidad. Vata es un dosha irregular, presa fácil de la estimulación excesiva. El agravamiento de Vata convierte el entusiasmo en agotamiento.
  • Mucho descanso. El descanso es muy importante para cualquier desequilibrio del Vata.
  • Calor. Por ser un dosha frío le sienta bien el calor. Vata también es seco, por lo que es preciso asegurarse de que el aire de las habitaciones tenga humedad suficiente.
  • Alimentos y bebidas calientes. Evite los alimentos secos o sin cocer (mejor una sopa o un potaje que una ensalada).
  • Aumentar el consumo de platos en los que predominen los sabores dulce, ácido y salado.
  • Recibir masajes, y automasajear el cuerpo con aceites calientes especiales para equilibrar a Vata.
  • Darse un baño caliente o una ducha prolongada y caliente por la mañana. El calor húmedo es conveniente para Vata.
En general, la estación en que debemos estar más alerta es la que se corresponde con nuestro dosha predominante: el verano para los Pitta, el otoño-invierno para los Vata, y la primavera para los Kapha.

Sea cual sea tu dosha predominante, ¡disfrutemos del recogimiento de estos próximos meses!

Namasté.

1/9/2010

La Dieta Ayurvédica

El Ayurveda no tiene las mismas indicaciones nutricionales para todos. Considera que cada persona debe alimentarse de acuerdo a su tipología psicofísica para poder alcanzar el equilibrio respetando las leyes del cielo y de la tierra.

En el Ayurveda, una dieta equilibrada no gira en torno a grasas, hidratos de carbono o proteínas; tampoco hace hincapié en las calorías, las minerales y las vitaminas. Si no que, de acuerdo a su punto de vista, cada persona debe consumir alimentos acordes al lugar, el tiempo y el estado de cada uno, buscando el equilibrio entre la calidad y la cantidad de lo ingerido. Además, aconseja que la dieta diaria debe contener los seis sabores o Rasas. Estos son: dulce, salado, ácido, picante, amargo y astringente. A su vez, estos se encuentran influidos por los cinco elementos, y en cada Rasa predomina uno de ellos.

Por lo tanto, la determinación de una dieta adecuada para una persona depende de:

La edad. Una persona joven no tiene la misma digestión que una mayor. Entonces la alimentación tendrá que ser adecuada a edad y preferencias
La estación (Ritu). De acuerdo al Ayurveda, no puede seguirse la misma dieta en las distintas estaciones
El peso corporal. La alimentación tampoco puede ser igual para alguien corpulento que para una persona delgada .
La actividad física. Generalmente, una persona que tiene un gasto energético superior por realizar mayores esfuerzos físicos y mentales necesita reponer el tipo de energía que gasta. Existen alimentos que proporcionan “energía mental” (mansik shakti), mientras que otros sólo brindan mayor fuerza, masa muscular y energía física (sharirik shakti).

El especialista indicará la dieta adecuada a su paciente de acuerdo si está bien su salud o sufre de algún desequilibrio.



Recomendaciones dietéticas según cada dosha

VATA
La persona Vata es inteligente y agradable. Le gustan los cambios, es rápida en comprender pero tiene poca memoria, se concentra poco y no concluye sus proyectos. Sensible, hace amistades con facilidad, aunque por poco tiempo. Se preocupa demasiado de las cosas y es ansiosa. Busca desarrollarse espiritualmente.
Su estructura: delgada y ligera, aunque sus huesos pueden ser o pequeños o grandes. La piel es seca y/o agrietada, y se la ve apagada, sin brillo. El pelo, también es opaco. Ojos pequeños y oscuros. Labios secos y dientes irregulares, sensibles al frío y a los sabores ácidos y dulces. Su apetito es variable y come “por los ojos”. La digestión, evacuación y menstruación son irregulares.

Convienen:

• Sabores dulces, ácidos y salados.
• Alimentos calientes.
• Verduras cocidas.

Los alimentos aconsejables para este dosha son:

Hierbas y especias: Clavo de olor, comino, estragón, hinojo, hojas de albahaca y de laurel, menta, nuez moscada, orégano, perejil, pimentón dulce, tomillo y vainilla.
Cereales y semillas: Arroz, avena (cocida), semillas de calabaza y semillas de girasol.
Carne y pescado: Langostinos, huevos, pavo, pescados de mar, pollo y ternera.
Hortalizas: Alcauciles, berros, calabazas, cebollas (cocidas), espárragos, espinacas (cocidas), pepinos, puerros, remolachas, tomates (cocidos) y zanahorias.
Frutas: Ananás, cerezas, ciruelas, duraznos, higos frescos, limones, melones, naranjas, bananas, pomelos y uvas.
Lácteos: Leche de vaca y de cabra, queso suave para untar y yogurt.
Aceites de cocina: Aceite de sésamo sin refinar.
Bebidas: Lácteos calientes, sidra, té de jengibre, de menta, jugo de ananá, de naranja, de pomelo, de uva y de zanahoria.

Intenta evitar:

• Sabores picantes y amargos.
• Alimentos fríos y secos.
• Verduras crudas.
• Fruta deshidratada.
• Cerdo y ternera.


PITTA
La persona Pita es fuerte, valiente e inteligente. Dominante, muy agradable cuando está de buen humor, pero de enfado fácil si tiene mal día. Algo egoísta a la hora de hacer amistades, habla en una sola dirección, a quien le interesa. Impaciente e intolerante, sabe expresarse con propiedad, entiende con rapidez y tiene buena memoria. No tolera el calor excesivo; prefiere el frío.
Su estructura: muy equilibrada. Estatura mediana, peso moderado, articulaciones algo rígidas, dedos y brazos largos. Cabello suave, brillante y liso; cuando hay abundancia de canas indica exceso de Pita. Piel suave y oleosa, caliente, delicada y muy sensible; enrojece fácilmente y tiende a tener eczemas. Muchas pecas. Ojos brillantes y de tamaño mediano. Labios suaves, rojos y finos; dientes débiles. Buena capacidad de digestión. Sueño moderado.
Convienen:

• Sabores dulces, amargos y astringentes.
• Alimentos frescos y tibios.
• Verduras crudas; todas son aptas

Los alimentos aconsejables para este dosha son:

Hierbas y especias: Canela, comino, hinojo, hojas de albahaca y hojas de menta.
Cereales y semillas: Arroz, cebada, semillas de girasol, salvado de trigo, tortas de arroz y de trigo.
Legumbres: Alubias, garbanzos, arvejas secas, porotos adukis y negros, lentejas.
Carne y pescado: Pescados de agua dulce y pollo.
Hortalizas: Alcauciles, apios, brócolis, calabazas, cebollas (cocidas), coliflores, espárragos, espinacas (cocidas), hinojos, hortalizas de hojas, lechuga, papas, pepinos, repollos y zanahorias.
Frutas: Cerezas, ciruelas, higos, manzanas, melones, naranjas, peras, uva negra y sandías.
Lácteos: Leche de vaca y de cabra, manteca sin sal, queso suave para untar y yogurt.
Aceites de cocina: Aceite de girasol y de oliva.
Bebidas: Bebidas lácteas frías, caldo de verdura, leche de soja, té de jazmín y de menta verde, jugo de manzana, de vegetales y de uva.

Intenta evitar:

• Sabores ácidos, salados y picantes.
• Verduras ácidas (tomate) y picantes (rábano).
• Avena, centeno, maíz. Pan fermentado.
• Carne.
• Otros frutos secos.
• Mostaza.
• Café.


KAPHA
La persona Kapa es calmada, estable, simpática, generosa y humilde. Goza de la vida, pero cuando hay exceso de Kapa se vuelve pasiva. Le gusta el calor y come a menudo; es golosa. Comprende lentamente, pero no olvida. Le cuesta hacer amistades, pero las que tiene son estables. Suele hablar poco, con voz suave, y le gusta más escuchar.
Su estructura : físicamente pesada, gruesa y juvenil. Huesos grandes, hombros y caderas anchos. Cabello oscuro, denso y aceitoso. Uñas grandes y fuertes. Piel suave, lisa y fresca, de color pálido; enrojece con el sol. Ojos grandes y oscuros, a menudo prominentes. Boca y labios grandes, pálidos y bien definidos. Duerme bien, sueño largo y profundo. Le cuesta activarse y hacer cosas, pero cuando lo consigue no se cansa fácilmente.

Convienen:

• Sabores amargos y picantes.
• Alimentos calientes y ligeros.
• Verduras crudas

Los alimentos aconsejables para este dosha son:

Hierbas y especias: Ajo, cebollas, hojas de menta, mostaza, perejil, pimienta negra y otras especias picantes (siempre y cuando no sufra de úlcera gastrointestinal).
Cereales y semillas: Cebada, centeno, maíz, semillas de calabaza y de girasol tostadas, polenta, salvado de avena y trigo sarraceno.
Legumbres: Garbanzos, arvejas secas, porotos aduki, porotos blancos y lentejas.
Carnes y pescados: Huevos, pavo y pescados de agua dulce.
Hortalizas: (La mayoría de las hortalizas kapha deben cocinarse). Alcauciles, apios, berenjenas, berros, brócoli, cebollas, champiñones, choclos, coliflor, espárragos, espinacas, arvejas, hinojos, lechuga, papas, pimientos, puerros, remolacha y zanahorias.
Frutas: Cerezas, ciruelas secas, manzanas, duraznos, peras y uvas pasas.
Aceites de cocina: Aceites de maíz y de girasol.
Bebidas: Té negro y de pasionaria, jugos mezcla de vegetales y de uva, vino tinto o blanco seco (en pequeñas cantidades).

Intenta Evitar:

• Sabores dulces, ácidos y salados.
• Alimentos pesados, grasos, líquidos, fríos y aceitosos.
• Verduras dulces y ácidas.
• Frutas muy dulces y líquidas (manzana, pera, granada, albaricoque).
• Frutos secos.

18/8/2010

Los Doshas

De acuerdo con la teoría ayurvédica, la principal causa de la enfermedad es el desequilibrio entre los doshas , que son tres formas de energía que posee el ser humano y que afectan todos sus aspectos vitales. Está claro que cada persona tiene mayor presencia de una de ellas, pero también que cuando sucede una desarmonía muy marcada termina por manifestarse con padecimientos que surgen de forma lenta o repentina.

Las características de los doshas son las siguientes:

Vata
Significa “moverse” o “entusiasmarse”, por lo que esta fuerza es la responsable de los movimientos físicos y la actividad mental, además de que rige a la estructura ósea y la circulación. Las personas en quienes predomina vata suelen ser delgadas, de rostro angulado y alargado, ojos pequeños, dientes irregulares y labios finos. Son, además, personas activas, con una dentadura pobre, que se muerden las uñas, tienen mala memoria y hábitos alimenticios irregulares.
Cuando una persona vata está en equilibrio se muestra entusiasta, concentrada y positiva; en cambio, las señales de que algo anda mal son: piel áspera, uñas frágiles y rugosas, lengua seca, tez grisácea, estreñimiento, tos fuerte, ojos y labios secos, depresión, fatiga, enfermedades respiratorias, insomnio, ansiedad, mareos, presión arterial alta, dolores musculares, calambres, pérdida de peso y problemas estomacales.

Pita o Pitta
Quiere decir “calentar” o “quemar”, y es la energía responsable de todas las actividades bioquímicas, incluida la producción de la temperatura corporal. Cuando ésta predomina da lugar a gente de tez clara y pecosa, con cara en forma de corazón, nariz fina, ojos pálidos y a veces dientes amarillentos; en cuanto a su carácter, son capaces de cambiar o transformar las cosas con facilidad, aunque también pueden ser de mal carácter y juicios apresurados, además de que tienen hambre con frecuencia.
Un pita saludable alcanza gran capacidad intelectual, creatividad y éxito, pero al perder la armonía presenta sudoración abundante, mal aliento, problemas para dormir, mala digestión, hígado débil, deficiencias hormonales, acidez estomacal, enfermedades de la piel, hambre excesiva, tez amarillenta e irritación intestinal.

Kafa o Kapha
En sánscrito significa “abrazar” o “mantener unido”, y hace referencia a la fuerza que es fuente de resistencia y que regula la constitución global del cuerpo. Un individuo en el que predomina esta tendencia puede tener cutis grasoso, pelo grueso y ondulado, ojos obscuros y complexión fuerte; no le gustan los cambios y avanza por inercia, de modo que necesita estímulos para evitar el aburrimiento. Aunque fuertes, no les gusta el ejercicio y tienden a subir de peso.
En armonía, los kafa son estupendos amigos, pacientes, comprensivos, valientes, intuitivos y estables, pero cundo están en desequilibrio presentan tez pálida, sensibilidad al frío, sobrepeso, exceso de sueño, problemas respiratorios, alergia, depresión, granitos en la piel, celos, baja actividad sexual y apatía.

De acuerdo con este pensamiento, la falta de armonía en una persona proviene de distintos frentes: malos hábitos, horarios inadecuados, tensión excesiva y alimentación poco conveniente de acuerdo con el dosha . Es por ello que la medicina ayurveda echa mano de recursos variados que contrarresten el malestar, como el panchakarma o programa de desintoxicación, dietas especiales, fitoterapia o curación con plantas, y masajes en seco o con aceites.

6/8/2010

Qué es Ayurveda?

Ayurveda significa:
"La ciencia de la vida larga y feliz".

El Ayurveda es un antiquísimo arte de curar, que se practica en India desde hace más de 5000 años en forma ininterrumpida. En el idioma sánscrito "Ayur" significa vida y "Veda" conocimiento. Literalmente significa "la ciencia de la vida". No está concebido sólo como un sistema médico sino como un verdadero sistema de vida para promocionar la salud.

Fue formalmente reconocido por la Organización Mundial de la Salud como un sistema médico tradicional.
El Ayurveda es una medicina viva que, por su concepción y su metodología, se integra con la medicina moderna, complementando sus valiosos aportes y soluciones.
Es efectivo en la prevención y la cura de enfermedades, la preservación de la salud y la promoción de la longevidad.


El objetivo del Ayurveda

El Ayurveda nació para que los seres humanos podamos cumplir con el propósito de la existencia: descubrir nuestra realidad interna. La salud es la base para poder cumplir esta meta. El Ayurveda ayuda a la persona sana a conservar la salud y al enfermo a obtenerla.

Características principales
1.Es el primer sistema holístico que integra el cuerpo, la mente y el espíritu.
2.Está comprobado por la experiencia a lo largo de 5000 años.
3.Sus principios son universalmente aplicables a la existencia diaria de cada individuo.
4.Es capaz de tratar la causa de la enfermedad en vez de atender meramente los síntomas.
5.Se centra en el tratamiento integral del paciente
6.Utiliza multitud de recursos terapéuticos, usualmente desatendidos, de la propia persona.
7.La terapéutica específica se realiza fundamentalmente con remedios de origen natural.
8.Está orientado a lograr el rejuvenecimiento y a restablecer el equilibrio corporal
9.Depura las toxinas acumuladas a través de las técnicas de Panchakarma


Postulados principales
•Existe una equivalencia entre el universo o macrocosmos y la persona o microcosmos.
•Toda experiencia positiva o negativa a nivel corporal tiene su efecto sobre la mente y viceversa.
•Así como la verdad es infinita y única cada persona, los tratamientos posibles son infinitos y específicos para cada uno de nosotros.
•La mejor medicina es la que cura al paciente.
•Todo alimento es remedio y cada remedio es alimento.
•Tradicionalmente, existen ocho especialidades: medicina general, pediatría y obstetricia, cirugía, oftalmología y otorrinolaringología, toxicología, virilización y rejuvenecimiento y psicología.
•Sus bases filosóficas se rigen por la Teoría de los cinco elementos (éter, aire, fuego, agua y tierra), de la Tridosha (Vata, Pitta y Kapha) o de los tres tipos corporales, los siete dhatus o tejidos, los tres malas o productos de excreción, y la Trinidad de la vida conformada por cuerpo, mente y espíritu.

El Ayurveda, según la constitución de cada persona, ofrece un plan integral para mantener y/o restablecer el equilibrio mente-cuerpo en base a la alimentación, la actividad física, las rutinas cotidianas, la armonía mental y el desarrollo espiritual, sumando el apoyo de hierbas medicinales y de técnicas de desintoxicación y rejuvenecimiento.